D.O. MANCHUELA

D.O. MANCHUELA

D.O. MANCHUELA

Enmarcado entre los valles de los ríos Júcar y Cabriel, la Manchuela se ve favorecida por unas condiciones climáticas muy específicas. Los suelos arcillosos calcáreos con sedimentos de ambos ríos recogen y retienen el agua de lluvia que cae, cuando todavía no ha crecido las uvas. La baja humedad, la ausencia casi total de lluvias entre los meses de mayo y septiembre, y el gran número de horas de sol recibidas durante su maduración hacen que el riesgo de enfermedades sea ínfimo, por lo que su calidad no se ve afectada por los tratamientos fitosanitarios. Los viñedos se encuentran a una altitud de entre 600 y 1.100 metros sobre el nivel del mar en un clima continental, influenciado por los vientos húmedos de Levante. Durante el día las altas temperaturas producidas por el viento del Oeste y la frescura de la noche con la brisa mediterránea favorecen una maduración lenta y una perfecta formación de los polifenoles de la uva.